Hablar hoy en día de la preparación para un fenómeno atmosférico debe contemplar nuevas realidades que surgen como parte de la nueva cultura tecnológica que arropa prácticamente a todas las generaciones. ¿Qué páginas electrónicas debo seguir? ¿Estaré preparado para no poder entrar a mi Facebook por varios días? ¿Qué voy a hacer con los nenes para entretenerlos si no habrá luz para ver televisión y usar la tablet? Pueden ser algunas de las nuevas preocupaciones.

La tecnología ha traído consigo muchas ventajas, y a su vez, ciertas desventajas. Ahora es mucho más efectivo mantener a la ciudadanía informada acerca del desarrollo de tormentas, huracanes y fuertes lluvias, a través de las redes sociales, mediante periódicos electrónicos e incluso canales de noticias que transmiten por internet. En ese sentido, la información está más accesible y disponible 24 horas. Esa sería la ventaja principal, ya que las personas pueden prepararse con anticipación. Sin embargo, una de las grandes desventajas es que la dependencia que se ha creado hacia los aparatos electrónicos puede causar mayor ansiedad en las personas.

A continuación recomendaciones y consideraciones a tomar en cuenta.

Redes sociales
• Sigue las páginas oficiales de los reportes del tiempo. Entre ellas, las de los meteorólogos, centros nacionales de información sobre huracanes y periódicos. No te dejes llevar por los comentarios o pronósticos de tus contactos en las redes sociales.
• Si necesitas ayuda de emergencias llama al 9-1-1 ya que es la vía oficial para reportar situaciones. En caso de no tener teléfono disponible, puedes entonces utilizar tus redes sociales para notificar la situación y pedir ayuda.
• Desconéctate por períodos más largos de tiempo para que ahorres batería del celular o tableta.
• Desconectarte también te ayudará a evitar alarmarte o sentir mayor ansiedad ante comentarios de los usuarios en las redes.
• Procura hacer buen uso de las redes y no boicotear las campañas educativas sobre la preparación ante eventos atmosféricos con mensajes alusivos a hacer caso omiso a los avisos. Como por ejemplo, “eso no viene nada”, “siempre dicen que viene y nunca llega”, “si llega entonces salgo y compro lo que necesito”.
• Si luego de la tormenta o huracán sabes que hay necesidad en alguna comunidad, aprovecha tus redes para ayudar. Puedes compartir información de centros de acopio e incluso organizar tú mismo/a el recogido de ropa o alimentos para entregar a quienes más lo necesiten.

Aparatos electrónicos
• Días previos al evento atmosférico pronosticado, asegúrate de utilizar tus aparatos electrónicos pegados al cable de la batería de manera que mientras los usas, no se descarguen.
• Busca las baterías que tengas en diferentes lugares de la casa y ubícalas todas en una sola caja para tenerlas accesibles e identificar si es necesario comprar.
• Considera comprar una batería portátil. Éstas se recargan con electricidad y luego puedes usarlas por varias horas como batería para cargar tus aparatos, sobre todo, el teléfono.
• Habla con los niños sobre la situación; explícales que pueden pasar varias horas o días sin luz y es importante mantener la batería de los teléfonos y aparatos para comunicarse en caso de emergencias.
• Identifica otras estrategias de entretenimiento para ellos, con materiales para dibujar o hacer manualidades, juegos de mesa, cartas, entre otros.

Para leer más sobre este tema, accede otros artículos que hemos publicado:
• Ayuda a tus viejos a prepararse para una tormenta o huracán: https://siemmmpresaludable.com/bienestar/ayuda-a-tus-viejos-a-prepararse-para-una-tormenta-o-huracan/
• Los sí y los no durante un fenómeno atmosférico:  https://siemmmpresaludable.com/entretenimiento/lo-los-no-fenomeno-atmosferico/
• Labor social después de un fenómeno atmosférico: https://siemmmpresaludable.com/bienestar/labor-social-despues-de-un-fenomeno-atmosferico/