Ante un diagnóstico de insuficiencia cardíaca, puedes hacer mucho para cuidarte y continuar disfrutando de la vida. Esta enfermedad, que por lo general no tiene cura, aparece cuando el corazón se debilita y no puede bombear la cantidad de sangre que el cuerpo necesita.

5.7 millones de personas en Estados Unidos viven con insuficiencia cardíaca y aunque su desarrollo puede tomar años, si se identifica a tiempo, se puede controlar.

Si padeces de algún problema cardiovascular debes conocer las señales de esta condición:

  • Tos
  • Fatiga, debilidad, desmayos
  • Pérdida de apetito
  • Necesidad de orinar en la noche
  • Pulso irregular o rápido
  • Dificultad para respirar sobre todo al recostarte
  • Hígado o abdomen inflamado
  • Hinchazón en pies y tobillos

Los cambios en el estilo de vida, como el ejercicio, disminuir el consumo de sal y manejar el estrés, pueden mejorar tu calidad de vida. Además, se recomienda que:

  • Si fumas, dejes de hacerlo
  • Te mantengas activo
  • Disminuyas el consumo de alimentos altos en colesterol
  • Descanses luego de hacer ejercicio y después de comer

El desarrollo de esta condición es diferente para cada persona. Vigilar los síntomas diariamente es determinante para lograr su control. El tratamiento consta de una terapia combinada de medicamentos para ayudar al corazón con su bombeo y al cuerpo con los síntomas. Si cumples con el plan de tratamiento y llevas un estilo de vida saludable, puedes vivir con insuficiencia cardíaca.

 

Referencias

Heart Failure: Understand HF. 2016. American Heart Association http://supportnetwork.heart.org/heartfailure?utm_source=Heart%2520Failure%2520Conditions%2520&utm_medium=banner%252Fwidget&utm_campaign=SupportNetwork