Si bien puede ocurrirle a cualquiera, es más común en adultos mayores, especialmente en mujeres. Esta pérdida involuntaria de orina, a menudo se puede curar o controlar. Pregúntale a tu médico qué puedes hacer si uno de estos es tu caso:
• Incontinencia por estrés o esfuerzo: Es el tipo más común, y se produce cuando la orina se filtra al ejercer presión sobre la vejiga, por ejemplo, durante el ejercicio, al toser, estornudar, reír o levantar objetos pesados.
• Incontinencia de urgencia: Ocurre cuando las personas tienen necesidad repentina de orinar y no pueden retener la orina el tiempo suficiente para llegar al baño. Puede ser un problema para personas con diabetes, Alzhéimer, Parkinson, esclerosis múltiple o accidente cerebrovascular.
• Incontinencia por rebosamiento o desborde: Ocurre cuando pequeñas cantidades de orina se escapan de una vejiga que está siempre llena, como en el caso de los hombres con una próstata agrandada que bloquea la uretra. La diabetes y las lesiones en la médula espinal también pueden causar este tipo de incontinencia.
• Incontinencia funcional: Ocurre en personas mayores con control normal de la vejiga, pero que tienen problemas para ir al baño debido a la artritis u otros trastornos que dificultan los movimientos rápidos.
De acuerdo al tipo de problema de control de la vejiga que tengas, su gravedad y lo que mejor se adapte a tu estilo de vida, tu doctor indicará el tratamiento a seguir, entre:
• Medicamentos
• Entrenamiento de la vejiga
• Ejercicios para el músculo pélvico
• Cirugía
• Cambios en el estilo de vida

Lo importante es que sigas las instrucciones para que puedas tener mejor calidad de vida. Si tienes dudas sobre esta condición, puedes consultar con tu médico. Si eres afiliado de MMM, puedes llamar al número que aparece en la parte de atrás de tu tarjeta.

MMM Healthcare, LLC, es un plan HMO y PPO con un contrato Medicare. La afiliación en MMM depende de la renovación del contrato.
Y0049_2019 4038 0195 2_C