Descubre las condiciones que pueden tratar para el bienestar femenino

Mucho se habla sobre la necesidad de que los hombres visiten a su urólogo regularmente para atender diversas afecciones, como problemas de la próstata, dificultad para orinar o disfunción eréctil. Sin embargo, poco se dice sobre el tratamiento urológico para la mujer.

“Existe gran desinformación. Se tiende a suponer que es el ginecólogo quien atiende los problemas del tracto urinario de la mujer, lo que está lejos de la verdad”, expresó el doctor William Román-Torreguitart, de Puerto Rico Urology Group, un grupo de especialistas en urología que forman parte de la red de proveedores de Medicare y Mucho Más (MMM) en la región oeste de la isla.

Aunque parezca sorprendente, la urología cubre una amplia gama de condiciones en la mujer. Los urólogos son los cirujanos de toda la vía urinaria, glándulas adrenales, genitalia masculina y de la parte urinaria de la genitalia femenina.

Estos subespecialistas tratan condiciones de la salud que ambos sexos pueden presentar, como piedras y tumores en el riñón, uréter o vejiga, incontinencia urinaria, sangre en la orina, tumores adrenales, infecciones del tracto urinario, cistitis causadas por diferentes condiciones, así como cáncer en toda la vía urinaria.

El doctor Román-Torreguitart añadió que las enfermedades urológicas afectan en igualdad a hombres y mujeres en todas las etapas de la vida, desde la infancia hasta la vejez.

El urólogo general es el que se encarga de las condiciones comunes antes mencionadas, pero cuando son condiciones más complejas del punto de vista de continencia, prolapso y dolor pélvico, se debe visitar un uroginecólogo, es decir, un especialista en medicina pélvica femenina y cirugía reconstructiva.

Algunos de los síntomas que pueden indicar problemas relacionados con el tracto urinario son:

  • Dolor o ardor al orinar
  • Urgencia o frecuencia al orinar
  • Sangre en la orina
  • Incontinencia urinaria
  • Dolor en la espalda o en los costados
  • Masas palpables

Estos síntomas pueden indicar la necesidad de visitar a un urólogo. Las condiciones urológicas más comunes entre las mujeres son:

  • Infecciones recurrentes del tracto urinario
  • Problemas de control de la vejiga o incontinencia urinaria
  • Vejiga hiperactiva (sobreactividad del detrusor)
  • Vejiga caída (prolapso del piso pélvico)
  • Cistitis intersticial y otros tipos de cistitis
  • Tumores o cáncer en la vejiga, uréter, riñón y otros de la vía urinaria
  • Piedras en los riñones y vía urinaria
  • Divertículos en la uretra

 

Es necesario romper con los mitos de que el urólogo es un especialista exclusivo para el hombre. Muchas mujeres podrían prevenir o manejar adecuadamente condiciones urológicas a tiempo con una visita a este especialista.

“Seas hombre o mujer, la recomendación es buscar mejorar la calidad de vida visitando a tu urólogo de confianza para solucionar todos estos problemas que son prevalentes en nuestra comunidad”, concluyó el doctor Román-Torreguitart.