Como parte del programa Prepárate con MMM, cuya portavoz es nuestra meteoróloga y Ada Monzón, te presentamos recomendaciones prácticas para un mejor manejo de los medicamentos durante una emergencia.

Mantener tus condiciones bajo control con el uso adecuado de los tratamientos médicos y medicamentos recetados, ayudará a evitar complicaciones durante un evento atmosférico en el que se reducen las posibilidades de poder acudir a un hospital u oficina médica.

 

Identificados
La falta de electricidad ante el paso de un fenómeno atmosférico grande, puede suponer un reto mayor para mantener el orden habitual de donde se ubican las cosas. En el caso de los medicamentos, es esencial que se mantengan en un lugar de fácil acceso (aunque lejos del alcance de los niños y lo suficientemente altos para evitar que se mojen en caso de inundaciones), de manera que puedan tomarse diariamente según recetados y evitando errores en su uso. Recomendaciones útiles:

  • Cada medicamento debe estar identificado con el nombre de la persona a quien fue recetado, dosis e instrucciones.
  • Ubica una linterna con baterías suficientes en la caja, bolso o gaveta donde tendrás los frascos de los medicamentos.
  • Nunca abras un frasco ni lo consumas a oscuras, sin antes haberte asegurado de que es el medicamento correcto.
  • Mantén los medicamentos en sus envases originales según fueron despachados. Esto puede variar a menos que utilices un pastillero. De lo contrario, evita echarlos en frascos o bolsitas separadas ya que puede prestarse para errores en el uso.

 

Refrigerados
Ciertos medicamentos, como la insulina y antibióticos pueden requerir mantenerse refrigerados. Esto será clave para mantener su efectividad. Reconociendo que esto puede ser difícil durante una emergencia, te ofrecemos varias recomendaciones para que de antemano estés preparado:

  • Identifica una neverita pequeña cuyo uso esencial sea para guardar aquellos medicamentos que necesiten refrigeración.
  • Prepara bolsitas selladas llenas de agua y congélalas para mantener la temperatura adecuada de éstos.
  • Utiliza un marcador de alta resistencia (marca Sharpiepor ejemplo) para identificarlos con tu nombre, nombre del medicamento, dosis e instrucciones. El contacto del hielo y el agua con la etiqueta original del medicamento pueden borrarse fácilmente.
  • Si luego de varios días, no tienes acceso a hielo, mantén estos medicamentos en agua fría o en una temperatura fresca sin que estén expuestos al sol.

 

Adherencia
Tanto durante el paso de un fenómeno atmosférico como unos días después de éste, es normal que se trastoque la rutina. Tomarse los medicamentos a la hora indicada, puede ser un reto ya que no se está pendiente al reloj, hay incertidumbre, confusión y en algunos casos, el moverse a un refugio u otra casa, puede hacer el panorama más complejo. Sin embargo, es necesario emplear claves para acordarse de las horas en que se deben consumir los medicamentos recetados. Esto ayudará a mantener las condiciones de salud bajo control. A continuación algunas ideas:

  • Utiliza un reloj de mano o de batería para programar una alarma como recordatorio.
  • Haz un cartel en el que marques el medicamento, la hora y lleves cuenta de cuándo te lo tomaste.
  • Prepara un pastillero en el que incluyas todos los medicamentos que tomas, ponlo en un lugar visible para recordar tomarlos cada día.
  • Si muestras confusión u olvidos frecuentes durante esos días, habla con tus familiares o vecinos para que te ayuden administrándote los medicamentos según las indicaciones de uso.

 

¡Mantente seguro y saludable!

 

Lee aquí recomendaciones adicionales de parte de Ada Monzón:

https://siemmmpresaludable.com/bienestar/preparados-ante-la-temporada-de-huracanes/