La sexóloga Carmita Laboy, en colaboración con MMM, comparte los secretos para gozar de tu sexualidad en esta etapa de vida

El científico Albert Einstein señaló que ningún problema puede ser resuelto en el mismo nivel de conciencia en el que se creó.

Por eso, insisto en una nueva educación sexual, científica e integral, basada en los postulados de la conciencia cuántica y útil para construir una vida sexual plena, sí, 65+.

Comparto mi compromiso educativo con Medicare y Mucho Más (MMM), plan Medicare Advantage para personas de 65 años en adelante o con discapacidad.

Por tanto, si deseas conquistar una vida sexual plena 65+, te sugiero lo siguiente:

  1. Fuera mitos

De nuestra mente y nuestro corazón. Basta ya de recrear todo aquello que nos dijeron o dicen, y que seguimos perpetuando por negligentes: que somos viejos para el sexo; que estamos enfermos y llenos de medicamentos que inhiben; que la soledad está muy presente y sin pareja no hay sexo; que del sexo no se habla ni con el médico —que nos puede ayudar a mejorar nuestro trastorno sexual y esa falta de erección—; entre tantas otras excusas para renunciar al placer sexual y a una vida sexual plena y satisfactoria.

  1. Bienvenida la realidad

Somos seres sexuados, punto. Reconoce que el sexo es una necesidad inherente al ser humano, como lo es comer, dormir, divertirse o cobijarse. Por tanto, disfruta sus beneficios y abrázate a tu nueva vida sexual, enmarcada en la realidad que estás viviendo y con muy buenas posibilidades de progreso.

  1. Acción

Ahora comienza el proceso, el compromiso con la acción. Primero, obsérvate y por dos días anota, sin emitir juicios, lo que piensas, dices, sientes y haces. Luego, observa lo que anotaste y de aquello que se repite, forja categorías. Escoge una de tus tendencias, la que quieras, y trabaja con esa solamente. Con que dejes de hacer lo que estás haciendo será suficiente.

Ahora, inicia ese diálogo interno, de ti para ti, para que tengas claridad de lo que quieres, sientes, dices y haces. Entiéndelo tú para que luego lo puedas explicar. El tercer paso es negociar, hasta contigo. Recuerda que nuestra mente es una criatura malcriada que pretende siempre hacer su voluntad, hasta ahora. Esa negociación debe estar sustentada en tres aspectos fundamentales de toda convivencia: reglas, roles y límites.

Las reglas es lo que se va a hacer, con lujo de detalles y de acuerdo entre todas las partes. Los roles es quién va a hacer lo acordado. Los límites es un no rotundo, a menos que se negocie. Cuando todo esto está claro y no se viola, se disfruta de una vida plena, incluyendo la sexual.

MMM Healthcare, LLC (MMM) es un plan HMO y PPO con un contrato Medicare. La afiliación en MMM depende de la renovación del contrato.

Y0049_MMM-PRD-DCM-1535-111418-S_C