La experiencia de cuidar a un paciente o familiar involucra una gran responsabilidad y esfuerzo. Tu compromiso con mejorar y mantener su calidad de vida es razón suficiente para que seas clave en su bienestar. Por esto, queremos ayudarte a evitar recaídas y las visitas innecesarias a las salas de emergencias de tu familiar, mediante las siguientes recomendaciones:

  • Ten una buena relación y comunicación con la persona que cuidas. Es crucial que tenga la confianza de decirte cómo se siente, la gravedad del malestar que tenga, así como cualquier nuevo síntoma que esté experimentando.
  • Conoce en detalle las instrucciones del plan de cuidado, el diagnóstico y el estado de salud de la persona.
  • Evita las exposiciones a todo aquello que pueda complicar su salud.
  • Brinda seguimiento al tratamiento, pruebas preventivas, estudios y otras recomendaciones que puedan ofrecerte.
  • Si sale del hospital, comparte el plan de alta con su médico primario (PCP) en o antes de los próximos 7 días.

Otro aspecto importante, es cuando ocurre una situación de salud inesperada. El primer paso debe ser identificar si ésta, pone en peligro la vida de la persona. Reconocer la diferencia entre una Urgencia y una Emergencia te ayudará a buscar la atención médica correcta de acuerdo a la necesidad.  Recuerda que una urgencia se define como una situación donde no existe riesgo de muerte pero necesita atención médica rápida. Mientras que una emergencia se define como una situación donde existe riesgo de muerte si no se recibe atención médica inmediatamente.

Tú eres la clave para el mantenimiento de su salud y bienestar. Si se presenta un incidente de salud y no sabes qué hacer, puedes tener la tranquilidad de que como Cuidador de un afiliado de Medicare y Mucho Más (MMM), tienen acceso a la línea de consultoría médica conocida como Haciendo Contacto. Este recurso está disponible los 7 días de la semana las 24 horas del día, libre de costo. Esta línea es atendida por personal altamente preparado para orientar sobre qué hacer y dónde acudir en caso de que los síntomas persistan. El número de teléfono se encuentra en la parte de atrás de la tarjeta del plan y es el siguiente:
-Para MMM: 1-866-677-7779
-Para cubiertas de PMC: 1-866-516-7704

Si eres Cuidador de uno de los afiliados de MMM, aprovecha las ventajas de pertenecer al Programa de Cuidadores. Recibe el servicio y las herramientas que necesitas para ayudarte en esta gran responsabilidad. Para más información comunícate al 1-855-622-5606.

¡Sigue estas claves de acción y cuida su bienestar!