La cantidad de actividad física que puede realizar va a depender de su edad y condición de salud. A una persona de edad avanzada se le recomienda llevar a cabo ejercicios de forma leve o moderada.

Por ejemplo:
• Actividad aeróbica en episodios de, al menos, 10 minutos de duración.
• Los adultos mayores con poca movilidad deben realizar actividad física, al menos 3 días a la semana, para mejorar el equilibrio y prevenir caídas. Esto incluye ejercicios mientras permanece sentado, como estiramiento y movimiento de las piernas, los brazos y la cabeza.
• Las actividades de fortalecimiento muscular que involucran grupos musculares mayores (pecho, espalda o piernas) deben realizarse, al menos, 2 días a la semana.

Si por condiciones de salud la persona no puede hacer actividad física, se debe mantener tan activo como sus habilidades y condiciones se lo permitan.

Lo importante es consultar con el médico primario antes de comenzar una rutina de ejercicios para conocer cuál es el nivel de actividad física adecuado.

Y0049_2019 4038 0217 2_C