Preparar un banco de leche materna te permitirá continuar ofreciéndole a tu bebé los beneficios de esta preciada leche aun luego de que comiences a laborar. Asimismo, puedes continuar lactándolo cuando estés con él.  A la quinta semana de haber dado a luz, es ideal comenzar a extraer leche para conservar. Lo primero que debes hacer es adquirir las herramientas y recomendaciones que te facilitarán este proceso.

Recomendaciones para preparar tu propio banco de leche materna

  1. Todos los envases que tendrán contacto con la leche materna deben haber sido esterilizados previamente.
  2. Se debe utilizar un frasco para cada extracción. Es decir, no mezcles la leche de varias tomas en un mismo recipiente. Si mezclas la leche recién extraída, que está calentita, con leche congelada puedes alterar las propiedades nutricionales de la leche por el cambio de temperatura.
  3. Los recipientes siempre deben identificarse con la fecha y hora de la extracción. Si hay más de un bebé en la casa, debes incluir además el nombre del bebé.
  4. Al ubicar los recipientes en la nevera, ubícalos en el fondo de ésta y no en la puerta.
  5. Para descongelar la leche lo ideal es moverla primero del refrigerador a la nevera para mantener la cadena de frío. No se puede poner a calentar directamente en el fuego y nunca en el microondas.
  6. Una vez la leche está descongelada no se puede volver a meter en el congelador. Lo mismo pasa con la que se calienta y el bebé no toma. Por eso, ten en cuenta la cantidad que el pequeño toma usualmente en cada comida para calentar la necesaria y no desperdiciarla al descongelarla.
  7. Para refrigerar la leche materna envasada se recomienda seguir algunos parámetros. La temperatura es lo más importante, aquí te aclaramos cuanto puede ser conservada la leche de acuerdo a la temperatura en que está.
  • LECHE MADURA
  • A 15 ºC: 24 horas
  • A 19 – 22 ºC: 10 horas
  • A 25 ºC: de 4 a 8 horas
  • Refrigerada entre 0 y 4 ºC: de 5 a 8 días
  • En un congelador separado, con temperatura constante de -19 grados C : 6 meses o más

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda 6 meses de lactancia materna exclusiva para la salud del bebe. Para muchas mujeres, la lactancia puede ser un reto ya que usualmente la licencia de maternidad es de 1 o 2 meses. Para estos casos, la clave está en preparar un buen banco de leche materna e identificar en el área de trabajo los espacios disponibles para la extracción de leche, de modo que mientras laboras, puedas continuar con la producción de leche.

Es un sacrificio, ¡qué vale la pena por la salud de nuestros bebés!