Llevarlos a realizarse exámenes preventivos anualmente puede preservar su visión

Los cambios del cuerpo, como parte del envejecimiento natural, pueden traer consigo deficiencias en ciertos órganos, así como en funciones y destrezas. En algunas personas de mayor edad, dichos cambios no suponen deficiencias significativas, mientras que en otras sí pudieran ser mucho más evidentes. Conocer más acerca de estos cambios puede ayudarte a estar más alerta, reconocerlos y comunicárselos al médico de tu ser querido en caso de que comience a presentar problemas de visión.

Todas las estructuras del ojo cambian con la edad y pueden provocar que se vaya perdiendo la agudeza visual gradualmente, de acuerdo a literatura de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos. Es por esto que personas mayores pueden estar más propensas a desarrollar condiciones asociadas a la pérdida de visión como degeneración macular, cataratas, glaucoma y retinopatía diabética, entre otras. Estas usualmente no causan dolor.

Algunos síntomas que pudieran alertar sobre pérdida de visión debido a enfermedades del ojo son visión borrosa, ver partículas flotantes o puntos negros, lagrimeo excesivo o por el contrario ojo muy reseco, dificultad para ver objetos a ciertas distancias que antes podía ver con facilidad, entre otros cambios en el ojo, sostuvo la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

La relación entre la salud visual y las actividades del diario vivir

Las condiciones mencionadas afectan áreas medulares del ojo, impidiendo que la persona pueda ver los objetos con claridad y llevar a cabo actividades como leer, escribir, coser, guiar y otras tareas que requieran de una visión fina para identificar los detalles.

“Cambios como la pérdida de visión parcial o la ceguera, producto del deterioro en las estructuras del ojo, pueden representar a su vez cambios significativos para la persona y sus cuidadores”, destacó el doctor Luis Montalvo, oftalmólogo de la red de proveedores disponible para afiliados de Medicare y Mucho Más (MMM).

Toda condición de salud física que impida que la persona pueda realizar actividades del diario vivir que antes hacía por sí mismo puede representar un impacto en la calidad de vida, apuntó el doctor Montalvo.

Hay que considerar, además, otras complicaciones que pudieran surgir cuando, a causa de los problemas de la vista, ocurren accidentes o caídas que a su vez pudieran repercutir en fracturas. Por eso, el cuidado visual, además de ser un aspecto clave en la calidad de vida, también es un asunto de seguridad.

“Por esta razón no debe faltar la atención médica adecuada. Toda persona de mayor edad debe realizarse un examen de la vista anual para detectar cualquier anomalía con la estructura del ojo y asegurarse en los casos en que aplique de contar con la receta de espejuelos o lentes correcta”, subrayó el oftalmólogo.

Clave la detección temprana

Por su parte, el doctor Diego Rosso, principal oficial médico de MMM, coincidió en la importancia de que toda persona mayor de 60 años reciba entre sus cuidados médicos servicios dirigidos a la salud visual, invitando a que se realicen la prueba del examen del ojo al menos una vez al año.

“Mientras más temprano se identifique un problema de visión que pudiera ser motivo de atención clínica inmediata, más posibilidades existen de que el tratamiento sea efectivo y el paciente comience a recuperar su visión”, destacó el doctor Rosso.

En ese sentido, las pruebas preventivas anuales son clave para gozar de una buena salud visual.

“Sabemos que las personas que tienen problemas con la vista buscan realizarse su examen anual para hacerse espejuelos que les permita leer, conducir y ver con claridad. Y nosotros como plan, reconociendo sus limitaciones económicas, procuramos ofrecerles más para que tengan sus espejuelos sin preocupaciones”, añadió el galeno de MMM.

El doctor Rosso hizo hincapié en la importancia de la pruebas preventivas, ya que estas son necesarias también para identificar a tiempo complicaciones que sean resultado de enfermedades preexistentes —como la diabetes— que pudieran comenzar a dañar tejidos necesarios para ver con claridad.

Otra estrategia para promover que los afiliados de MMM mantengan al día sus pruebas preventivas —incluyendo el examen del ojo, conocido como prueba de retinopatía diabética— es el programa “Recompensando tu salud”, en el que se les premia al presentar evidencia de haberse realizado la prueba de visión. Esta evidencia se puede presentar en cualquiera de las oficinas regionales de MMM en la isla o también se pueden redimir puntos a través de la aplicación móvil MMM.

Recomendaciones del Instituto Nacional de Ojos para reducir el riesgo de la pérdida de visión:

  • Evitar fumar
  • Realizar actividad física regularmente
  • Mantener controlados los niveles de colesterol y presión arterial
  • Llevar una dieta balanceada y sana que incluya hojas verdes, vegetales y pescados

Para leer más sobre este tema, acceda a www.SiemmmpreSaludable.com.

MMM Healthcare, LLC es un plan HMO y PPO con un contrato Medicare. La afiliación en MMM depende de la renovación del contrato. MMM-PRD-EDI-1424-092718-S-C