El cuidado preventivo de la salud visual es vital para personas mayores de 65 años con diabetes

Si eres cuidador de una persona con diabetes mayor de 65 años, presta atención a sus niveles de azúcar, porque también podrían afectar irreversiblemente su visión. Se ha comprobado que la diabetes tiene una relación directa con cambios en la visión, particularmente en personas de mayor edad. A esto se le conoce como retinopatía diabética, condición que implica principalmente el crecimiento anómalo de los vasos sanguíneos en la retina y que ocurre cuando hay un descontrol en los niveles de azúcar en la sangre. Datos de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos apuntan a que esta condición es la causa principal de pérdida de visión o ceguera en adultos de entre 20 a 74 años.

Personas que ya hayan sido diagnosticadas con retinopatíadiabética tienen que cumplir con un compromiso mayor con su salud, manteniendo bajo control tanto los niveles de azúcar en la sangre como siguiendo al pie de la letra el tratamiento médico recomendado para sus ojos.

El cuidado de los ojos para estos pacientes pudiera incluir gotas, espejuelos, cirugía, poca exposición a los rayos ultravioletas, entre otras precauciones. De otra parte, el cuidado para la diabetes consistirá principalmente en regular los niveles de azúcar en el cuerpo mediante tratamiento farmacológico, dieta saludable y monitoreo diario de dichos niveles.

“Es importante aclarar que no todas las personas diagnosticadas con diabetes van a desarrollar retinopatía diabética, que es el daño en las estructuras del ojo. Personas con diabetes tipo 1 y tipo 2 pudieran tener mayores probabilidades de presentarla”, aclaró el doctor Diego Rosso, principal oficial médico de Medicare y Mucho Más (MMM).

Por eso, afirmó el doctor Rosso, es vital el cuidado preventivo y los chequeos médicos consistentes para evitar complicaciones y, en algunos casos, prevenir el desarrollo de condiciones secundarias.

Síntomas de la retinopatía diabética
A pesar de que, en muchos casos, la retinopatía diabética no presenta síntomas cuando se encuentra en su fase inicial, es clave estar pendiente a cambios que pudieran servir de alerta para una detección temprana, comentó el galeno. Los cambios usualmente se van a presentar en ambos ojos. Entre los síntomas se encuentran destellos de luz, puntos o líneas no muy definidas que parecieran flotar en el ojo, cambios en la percepción de los colores, inconsistencia en la visión (a veces ve claro y a veces muy borroso), visión borrosa y, en casos más severos, pérdida de la visión.

Asimismo, las complicaciones de la retinopatía diabética pudieran provocar efectos serios, como el desprendimiento de la retina, glaucoma, hemorragias y la pérdida total de la visión, entre otros.

Llamado a la detección temprana
Una forma segura de detectar a tiempo irregularidades asociadas con la retinopatía diabética es realizándose una prueba del ojo todos los años.

“Por esta razón, enfatizamos a nuestros afiliados de MMM a realizarse esta prueba como parte de las medidas preventivas que les recomendamos anualmente. Mantener comunicación con el médico y hablarle sobre cambios súbitos o repentinos en la visión puede ayudar a que se detecte a tiempo una condición como esta, que tiene repercusiones incluso en las actividades de su vida diaria”, añadió el especialista.

Para atender la necesidad de cuidado visual y aportaciónde espejuelos, MMM le ofrece a sus afiliados planes con hasta $800 anuales para espejuelos para el 2019 y $0 copago para exámenes de rutina o diagnóstico de enfermedades.

Para más información, puede llamar al  1-833-647-9555 de 8:00 a.m. – 8:00 p.m. de lunes a domingo.

MMM Healthcare, LLC, es un plan HMO y PPO con un contrato Medicare. La afiliación en MMM depende de la renovación del contrato.

Y0049_2019 4002 0038 2_M