Pasear no siempre tiene que ser caro. Hay formas de ahorrar dinero en las salidas familiares, pero requiere ver las cosas de una forma diferente, así que, te presentamos varias ideas para comenzar la aventura.

  1. Haz una lista de qué actividades puedes realizar que no conlleven pago de entrada o que éste sea muy bajo. Piensa en lo que te gusta hacer o lo que no has hecho, pero te interesa. Por ejemplo:
    • Visita a los abuelos al otro lado de la Isla, no esperes a que sea el Día de Navidad o la celebración de Día de Madres, ¡tírate a ver a los tuyos y aprovecha el viaje para disfrutar de tu Isla!
    • Transita por la costa bordeando al menos la mitad de la Isla
    • Haz un picnic en uno de los parques o playas, cuya vista y ambiente sea de tu agrado
    • Asiste a los eventos culturales, artísticos y/o deportivos que se celebran todos los meses en diferentes pueblos
    • Si asistes a la Iglesia, planifica ir cada domingo a una iglesia en un pueblo diferente

 

  1. Consume el tiempo de una forma diferente. Al pensar en pasear, usualmente viene a la mente la ruta de lugares en los que se puede parar para comer y/o tomar. De esta forma, el gasto es alto. Esta vez, piensa en actividades adicionales que no requieren gasto y ocuparán gran parte de tu día de paseo. Por ejemplo:
    • Siéntate en un lugar agradable a leer un libro un par de horas
    • Acuéstate junto a tu pareja o hijos a mirar las estrellas
    • Juega a identificar figuras en las nubes

 

  1. Muévete en bicicleta o caminando. ¡No todos los paseos tienen que ser en carro! La realidad es que hay lugares muy hermosos en Puerto Rico que puedes tener a una distancia corta de tu casa. Además de ahorrar en gasolina, tendrás una experiencia diferente, disfrutarás más del exterior, y al mismo tiempo estarás realizando actividad física de una forma divertida.

 

  1. Planifica el día con anticipación, ¡pensando en todos los detalles! Muchos errores de planificación terminan costando dinero. Por ejemplo, si olvidaste llevar agua, hay que parar a comprar, si a uno de los chicos le da un rash y no tienen medicinas a la mano, hay que comprar aun cuando tienes un botiquín repleto en casa, si se antojan de las burbujas que vieron en la calle, de seguro te costarán el doble que aquellas botellitas que puedes prepararles en casa con agua y jabón. Así que, preparar bien la salida te terminará ahorrando mucho dinero. Si harán una parada a almorzar o cenar, ¡lleva contigo los cupones u ofertas con descuentos!

Aprender a disfrutar de los días de paseo de una forma diferente, no sólo te permitirá ahorrar dinero, ¡sino que también te dará la oportunidad de tener nuevas experiencias!