El cuerpo está compuesto principalmente de agua. Sin embargo, como parte del funcionamiento del organismo, diariamente se eliminan grandes cantidades de agua como parte del proceso de bombeo de sangre, sudoración y al orinar. Es por eso, que debe ser reemplazada.

¿Cómo identificar la deshidratación?
No siempre la deshidratación se ve o se siente de forma clara o evidente. Sus síntomas pueden confundirse con malestares comunes del cuerpo, disfrazarse con cansancio u otras enfermedades. Sin embargo, en ocasiones sí puede identificarse cuando la persona siente mucha sed, boca reseca, labios secos, piel blancuzca y seca. Síntomas más graves pueden presentarse, como lo son mareos, fatiga e incluso pérdida de memoria o distorsión de la realidad.

Una consulta médica es necesaria para identificar cuál es el tratamiento más adecuado a seguir de acuerdo al nivel de deshidratación que presente el paciente y tomando en cuenta sus condiciones de salud. En ocasiones, puede administrarse el uso de suero por vena, líquidos vía oral, descanso y dieta balanceada. También, el médico pudiera considerar eliminar o reducir la dosis de ciertos medicamentos que funcionan como diuréticos y fomentan la eliminación rápida de líquidos en el cuerpo.

Además de consumir la cantidad de agua recomendada por tu médico, existen alimentos altos en agua, que te ayudarán a mantener tu cuerpo hidratado.

13 Alimentos que ayudan a hidratar el cuerpo

1. Melón de agua
2. Cantaloupe
3. Papaya
4. Lechuga
5. Brécol
6. Zanahoria
7. Espinaca
8. Celery
9. Fresas
10. Toronja
11. Tomate
12. Agua de coco
13. Jugo de naranja

Evita bebidas carbonatadas o de sodas, iced tea y café, ya que por su contenido de azúcar y cafeína pudieran actuar más como diuréticos.

Precauciones especiales para personas que retienen líquido
Personas con condiciones renales o que se caracterizan por retener mucho líquido, deben consultar con su médico primario o nutricionista si alguno de estos alimentos es recomendado o no para su dieta. En muchos casos, incluso es necesario limitar el consumo de agua ya que como parte de su condición, la retención excesiva de agua puede causar complicaciones.

Mantener comunicación directa y clara con tu médico primario te ayudará a conocer más acerca de tu estado de salud actual y qué alimentos y medidas preventivas son necesarias para mantener tus condiciones de salud bajo control.

Y así sentirte, ¡Siempre Saludable!