Los cuidadores, los médicos y el plan de salud son vitales en el proceso de aceptación y manejo de la enfermedad

Apoyar a nuestros adultos mayores con diagnóstico de cáncer en su proceso de tratamiento es vital para que no se sientan solos y puedan enfrentar la enfermedad con mayor optimismo.

De hecho, la certeza de contar con una sólida red de apoyo fue clave en el proceso de tratamiento de cáncer de seno que Iris Vargas inició a los 77 años.

La enfermera retirada, afiliada de Medicare y Mucho Más (MMM) hace 12 años, supo su diagnóstico en 2011 como parte de un examen de rutina. Su médico había identificado seis nódulos en su seno izquierdo y uno en el derecho. Tras una biopsia, resultó que dos de los nódulos eran cancerosos.

“El médico me dio la noticia y yo la recibí tranquila. No me preocupé ni me asusté por nada”, recuerda Vargas, hoy de 83 años. “Simplemente confié y me dejé llevar por la gente que sabía”, afirma sobre el proceso que incluyó una doble mastectomía y 42 sesiones de radioterapia.

Para Vargas, el tratamiento contra el cáncer comprende solo un corto periodo de tiempo de su vida, que describe como muy fructífera y feliz. Sus médicos, indica, fueron siempre muy diligentes, y los trámites con su seguro de salud transcurrieron sin inconvenientes.

“Todo fue bien rápido. Me refirieron al cirujano, a la oncóloga, me hicieron los estudios y me operaron. Me dieron radioterapia y luego me mandaron una pastilla por cinco años. Gracias a Dios, ya estoy bien”, señala.

Actitud positiva, una parte de la cura
Su oncóloga y participante de la red de MMM, la doctora Mayra Rivera, resalta que la actitud positiva es fundamental para que un paciente aprenda a convivir con el cáncer.

“Hay que tratar al paciente cubriendo todo lo que comprende la definición de salud y hay que darle su refuerzo positivo. Yo les digo a mis pacientes: ‘Tener cáncer no significa que te vas a morir. Hay muchos tratamientos nuevos que mejoran la calidad de vida y la prolongan”, resalta la hematóloga oncóloga, con práctica hace 23 años.

“El cáncer nos puede dar a todos y no se puede ver como un castigo. Es una enfermedad con la que hay que aprender a convivir, así como uno convive con la diabetes y la presión alta, así que la aceptación también es bien importante”, añade la especialista.

Vital la diligencia del plan de salud en el cuidado del paciente
En este contexto, la doctora Rivera reconoce el rol integral del plan de salud al proveer a sus afiliados ayuda psicológica y, en algunos casos, transportación a los pacientes para sus citas médicas y tratamientos. “Esto es una relación entre el paciente, el médico y el plan de salud, que debe servir para facilitar y agilizar la aprobación de los medicamentos, los estudios y todo lo necesario para un caso exitoso”, apunta.

A quien le toque pasar por el mismo proceso que ella pasó hace siete años, Vargas —ahora sobreviviente— recomienda lo mismo que le funcionó en su momento: “Que lo coja con calma”.

“Miles de personas, hasta niños chiquitos, batallan con el cáncer todos los días, y miles se recuperan. Hay que tomarlo con tranquilidad y hacer lo que se tenga que hacer”, sugiere.

Ahora, ella celebra que sigue en pie y hace lo posible por disfrutar cada día al máximo. Por eso, acude al Members Club de MMM en Manatí, donde comenta juega dominó y hace ejercicios. “La paso de lo más bien allí”, concluye.

Para más artículos como este, visita www.SiemmmpreSaludable.com

Manejo de emociones ante una enfermedad: https://siemmmpresaludable.com/cuidadores/manejo-emociones-ante-una-enfermedad/

Es hora de retomar las medidas preventivas: https://siemmmpresaludable.com/cuidadores/hora-retomar-las-medidas-preventivas/

El rol del cuidador en la detección temprana: https://siemmmpresaludable.com/cuidadores/rol-del-cuidador-la-deteccion-temprana-del-cancer-seno/