“La mente es poderosa”, frase que se escucha frecuentemente en cada rincón de la Isla. A pesar de que hay sucesos reales que pueden resultar ser muy fuertes en sí mismos, es cierto que una parte importante del impacto que esos sucesos tendrán en la vida de cada persona dependerá de cómo se procesen a nivel del pensamiento.

Luego de los huracanes Irma y María, es normal que ante el aviso de un nuevo fenómeno atmosférico por Puerto Rico, surjan preocupaciones y pensamientos catastróficos. En vías de evitar que estos pensamientos se apoderen de la persona, al punto de manifestarse adversamente en enfermedades, ansiedad, insomnio y/o inacción, brindamos a continuación recomendaciones útiles para detenerlos.

3 pasos para lograr un mayor control de los pensamientos ante una emergencia:

  • Identifícalos. Se trata de estar consciente de la forma en que estás pensando. Muchos pensamientos ocurren de forma automática. Es por eso que suelen entrar en la mente, generar emociones positivas o negativas, y salir de forma desapercibida sin que se tenga la oportunidad de saber qué fue lo que nos entristeció o molestó de repente. Es ahí donde es necesario reconocer la importancia de “estar presente”, de identificar esos pensamientos buenos o malos que vienen a la mente.
  • Monitoréalos. No basta con identificarlos solo una vez. Es necesario identificar en qué momento es que llegan, cuánto tiempo duran y de qué manera logras calmarte o sentirte mejor.
  • Modifícalos. Comenzando a cambiar los pensamientos negativos por unos más positivos, se logrará un efecto sanador y reconfortante. Busca esas evidencias que te empujen a cambiar el modo de pensar. Por ejemplo, si estás pensando en que todo se acabó, en que no lograrás superar la crisis por la cual estás pasando, busca en tu interior esos otros momentos difíciles que has pasado y reconoce que has tenido la valentía para superarlos. De eso se trata buscar las evidencias.

Una forma de combatir los pensamientos autodestructivos, es creando afirmaciones positivas. Éstas son declaraciones sobre lo que quieres lograr, lo que necesitas, lo que anhelas. Cada cual debe crear sus afirmaciones de acuerdo a su situación de vida actual, ponerlas en un papel y leerlas diariamente o cada vez que sea necesario.

Ejemplos de Afirmaciones positivas para contrarrestar los pensamientos negativos:

  • Todo estará bien.
  • Estoy en control.
  • Me mantendré informada/o y me prepararé adecuadamente.
  • Soy capaz.
  • Sanaré mi dolor por las pérdidas del pasado.
  • Voy a mí, podré superar la adversidad y seguir hacia adelante.
  • Respiro, pienso, me calmo y continúo hacia adelante.
  • Respiro profundamente y me lleno de energía.

Preocuparse, anticipar eventos negativos y recordar eventos trágicos puede ser normal cuando nos enfrentamos nuevamente a una situación de riesgo. Manejarlos con apoyo familiar o de amistades es posible. Sin embargo, cuando te das cuenta de que continuamente tus pensamientos son pesimistas o tristes, cuando éstos te producen ansiedad, es momento de buscar ayuda profesional.

Como afiliado de Medicare y Mucho Más (MMM) puedes llamar libre de costo a la línea de salud mental disponible 24 horas, al 1-877-721-7722. La Administración de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA) también cuenta con una línea de apoyo 24 horas, llamando al 1-800-981-0023.