La celebración del Día de los Padres supone para muchas familias puertorriqueñas las tradicionales reuniones familiares. Y claro, los regalos donde no faltan las corbatas, medias, pañuelos, ropa interior, una polo o una cajita de herramientas para los padres.

Sabiendo que en cada rincón de Puerto Rico habrá padres e hijos reunidos, a continuación una lista de ideas para hacer de este día, uno aún más especial y significativo.


  1. Pídele a cada familia que lleve una foto de cuando los niños estaban pequeños. Organízalos por grupo para ir recreándolas. Corrobora que estén presentes todos los de la foto (o la mayoría) y ubícalos en las mismas posiciones para recrearla. Preparen un fotomontaje, con el antes y el después.

  1. Organiza el grupo para una foto familiar, ya sean muchos o sean pocos, ubica a cada padre en el centro, con sus hijos alrededor. Madres, ¡a tirar las fotos! En esta ocasión, quedan fuera del juego.

  1. A la hora de comer, que sea cada hijo o hija quien le sirva la comida a papá.

  1. Varios días antes, saca los materiales y ayuda a los niños más pequeños a prepararle unas postales hechas por ellos a su papá. Si hay varios padres en la reunión familiar, ubica estas postales en un bulletin board en sobres con el nombre identificándolas o dentro de un frasco y que los niños las entreguen.

  1. La ronda de las anécdotas y de las réplicas. Saquen unos minutos para que cada hijo o hija le conteste a su padre dos cosas: 1) Cuál es el momento que hayan pasado juntos que más atesoran. 2) Qué característica o frase comparten. Es decir, qué cosas se le pegaron a ese hijo o hija de su padre. Esta dinámica va para los adultos y para los niños. Todos tienen mucho que contar.

  1. ¡Que se llene la pista de padres! El vals no solo se baila a los 15 años. Suban la música y que cada hijo e hija, saque a su padre a bailar. Háganlo ya sea en la sala, cocina, en el patio o terraza, con una salsa, balada o merengue. Cuando haya más de un hijo por padre, se pueden ir turnando.

  1. Si tienes a tu padre lejos…o sabes que algún hijo no ha podido hablar aún con su padre, aprovechen la ventaja de la tecnología y hagan la llamada por Skype. Un par de minutos pueden ser suficientes para llenar el espacio de poder compartir con papá en su día oficial. Sí…aunque sea un día más igual a los otros, es un buen momento para dejar de lado los reproches o diferencias, y reforzar los lazos que los unen.

  1. ¡A halar la soga! Ubica un tape de color en el piso, dividan el grupo de padres en dos equipos, y que cada uno hale la soga por un lado.

  1. Sienta a todos los padres y abuelos en una línea de sillas. Ponle vendas en los ojos a los niños y dale las instrucciones de que vayan a buscar a su papá y a su abuelo. Deben tocarlos y escoger cuál de ellos es el suyo.

  1. Seleccionen una canción e interprétenla juntos. Algunos más grandecitos escogerán José José o Sandro para cantarla juntos, pero se vale también cantar el Sapo, de Atención Atención si son los más chicos los que hacen la selección. Si tienen suficiente público, escojan 3 jueces para que a base de aplausos y votaciones, se proclamen los ganadores.

Haz de la reunión familiar de este año una diferente. Promueve un compartir de calidad entre los padres e hijos que se reunirán, y que hayan más abrazos que comida, más besos que bebida y más conversaciones juntos, que celulares.

¡Feliz Día, Papá!